91 815 05 96

infoaccesos@accesos.com

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Es obligatorio instalar un elevador de piscinas hidráulico?

Un elevador de piscinas hidráulico es un dispositivo de lo más útil. Si tienes dudas sobre cómo cumplir con la normativa de accesibilidad, en Accesos Generales despejamos todas tus dudas para cumplas con los requisitos legales pertinentes al tiempo que evitas posibles sanciones y mejoras tu negocio.

La no instalación de un ascensor hidráulico supone, desde que se aprobara el Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre por el que se aprueba la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, que no se están asegurando sus condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación, por lo que podrías estar enfrentándote a multas que oscilan entre los 301 euros y el millón de euros al tratarse de una infracción grave. Por ello, es importante asegurar la accesibilidad a tu piscina a las personas con discapacidad y el elevador hidráulico Berri será una de tus mejores opciones.

Las ventajas de contar con un ascensor de piscinas hidráulico son múltiples; por un lado, tal y como acabamos de mencionar, estarás asegurándote cumplir con la normativa y, por otro, estarás haciendo que tu piscina sea accesible para un mayor número de personas, lo que se traducirá en un mayor éxito de tu negocio.


¿Se necesita algo más que un elevador hidráulico para piscinas?

A estas alturas del post, seguro que te han surgido más dudas respecto a qué elementos, ascensor hidráulico para piscinas aparte, debes tener en cuenta para lograr un verano más accesible.

Y es que las piscinas son un entorno de lo más saludable para todos los usuarios, máxime si éstos tienen condiciones físicas especiales, ya que disfrutar de un buen baño mejora no sólo el tono muscular y el estado óseo, sino que además, proporciona bienestar psicológico al fomentar la diversión y/o relajación a partes iguales.

Por eso, es importante tener en cuenta que no vale solo con un elevador hidráulico para piscinas, sino que es importante también asegurar la accesibilidad a las entradas al recinto, por eso, elementos como nuestra Scooter, que facilita el acceso al recinto de la piscina a personas con movilidad reducida, o nuestra silla de ruedas acuática, apta para duchas en la piscina o paseos por la zona son una buena opción. Además, disponemos de modelos con giros de 90º, ascensores para piscinas de 180º y de 360º, con los que garantizamos el fácil manejo e instalación, ya que, como ocurre con nuestro modelo ‘Berri’, en tan solo 2 minutos y con un simple punto de agua de manguera de red, se puede poner y quitar sin necesidad de asistencia, disponiendo de un aparato autónomo y portátil que no causará ninguna molestia al resto de usuarios. Es importante también contar con accesos con una anchura mínima de 180 centímetros, pavimentar con material antideslizante en todo el perímetro o contar con rampas de obra o elevadores hidráulicos, ya que son aspectos fundamentales.


¿Quién corre con los gastos de instalación de un ascensor hidráulico de piscinas?

Seguro que si has llegado hasta este punto, y ahora que ya sabes que sí estás obligado a instalar un elevador de piscinas hidráulico en tu comunidad, te preguntes la forma de poder costearlo.

Independientemente de las distintas subvenciones a la accesibilidad que se pongan a disposición por parte de las Administraciones Públicas, como son las Ayudas a la Rehabilitación edificatoria del Plan MAD-RE del Ayuntamiento de Madrid o las que corren a cargo del Ministerio de Fomento del Gobierno de España, el gasto de la instalación de una silla hidráulica en una piscina comunitaria para hacerla accesible lo sostendrán todos los propietarios del inmueble, siempre que el importe repercutido anualmente de las obras o actuaciones, descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. Es importante señalar que, aunque el resto del coste de las obras vaya más allá de las citadas mensualidades, no se eliminara el carácter obligatorio de éstas.


Nos comprometemos a cumplir con la normativa de ascensores de piscinas

Son muchas las leyes que, afortunadamente, refrendan la obligatoriedad de instalación de un elevador de piscinas hidráulico, entre otros elementos, que aseguren la accesibilidad a un inmueble. Desde la normativa estatal, en la que podemos encontrar leyes como el Real Decreto 173 del año 2010 en el que trata específicamente la no discriminación de personas con discapacidad y la materia de accesibilidad, al Real Decreto número uno del 29 de noviembre de 2013, que aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las personas con discapacidad y su integración social, pasando por la Ley 15 de 1995 sobre los límites del dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas a las personas con discapacidad.

En este apartado legal entra, además, la normativa comunitaria que establece, en el caso de Madrid, la supresión de barreras arquitectónicas y la promoción de la accesibilidad gracias a la Ley 8 de 1993 y el Decreto 13 de 2007.

Por eso, y cumpliendo con nuestro compromiso de accesibilidad para todo el mundo, en Accesos Generales hemos apostado por los elevadores para piscina ya que son perfectos para acercar el disfrute de un buen baño a personas con discapacidad, al tiempo que se cumple con la normativa vigente. Gracias a estos ascensores para piscinas, acercar el ocio inclusivo dentro de una comunidad de vecinos es más fácil que nunca ya que nuestros ascensores para piscinas hidráulicos cuentan con diferentes modelos para que se puedan adaptar a cada tipo de piscina y usuario. Este compromiso pasa por asegurar, por medio de los trabajos y las obras que resulten necesarias, el requisito de accesibilidad universal –entre cuyas actuaciones, obviamente, se encuentra la accesibilidad a una piscina comunitaria-, mediante la instalación de elevadores hidráulicos u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación exterior.


Cómo un elevador de piscinas puede mejorar la calidad de vida

Los elevadores de piscina funcionan con la presión del agua y están compuestos por un mástil principal, silla y pistón hidráulico que permite su desplazamiento vertical y en rotación, siguiendo un sistema de carril. El sistema garantiza un desplazamiento confortable, seguro y de cara al agua. Una sola persona puede trasladar y colocar el elevador al momento, sin necesidad de permanencia en el borde de la piscina, para usos puntuales o compartidos. Los elevadores de piscina permiten al usuario/a disfrutar de la máxima autonomía.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.